Un extractor mecánico es una herramienta muy utilizada a nivel profesional. Se emplea principalmente para extraer cojinetes, engranaje, poleas, cuando estos están muy apretados y no los podemos sacar ni con nuestras manos ni con otra herramienta. Requieren de un buen ajuste para evitar que el extractor se pueda romper si no está ajustado de forma adecuada.

A nivel interno cuentan con unas patillas que ayudarán a enganchar la pieza que se desea extraer; cuando funciona se girará un tornillo central que funcionará como eje de fijación.

Teniendo en cuenta el trabajo que tengamos que hacer, podemos encontrar diferentes tipos de extractores, con una forma y tamaño que variará bastante según el modelo. También existen extractores que actuarán desde el interior de la pieza, y que tienen el objetivo de extraer el componente desde dentro, y no desde fuera cómo los modelos más comunes.

Sin más dilación, vamos a analizar los principales tipos de extractores mecánicos que encontrarás en el mercado:

Serie 1300TH - Extractor hidráulico 3 patas oscilantes

Ver Producto

Serie 1000 - Extractor 2 patas rígidas

Ver Producto

Serie 1200 - Guillotina

Ver Producto

Tipos de extractores mecánicos

Los extractores mecánicos pueden utilizarse para desmontar pequeños elementos rodantes que tengan diámetros de hasta 100 mm aproximadamente (y que estén montados en una cubierta o en un eje). Este rodamiento puede ser montado sin que se produzca ningún tipo de daño, con independencia del tipo de elemento que se intente extraer (dará igual si se va a usar un extractor de tornillos, un extractor de válvulas, et).

Dependiendo del extractor mecánico a comprar, existen diferentes clasificaciones.

Según su uso

Según el uso del extractor, podemos dividirlos entre modelos sencillos o convencionales.

Los extractores sencillos son aquellos que podemos usar para el día a día, para un uso ocasional. Es una herramienta que puede tener cualquiera en su casa, pero lo cierto es que necesitaremos algunos conocimientos para saber qué es lo que estamos haciendo.

También tenemos el extractor industrial, que es aquel extractor pensamos para darle un uso profesional, y que es el que normalmente tendrá disponible una empresa.

Según su función

Según su función podemos encontrar hasta 3 extractores:

  • Extractor mecánico de 2 garras: Este tipo de extractor, también denominado extractor de rodamientos, es capaz de trabajar con rodamientos completos o con anillos interiores que estén muy ajustados. También opera con otros componentes, cómo pueden ser engranajes que estén ajustados en el interior o en el exterior.

Requieren de tener un buen acceso a la zona del rodamiento.

En base al tamaño del rodamiento habrá que elegir un extractor más idóneo en cada caso. Por ejemplo, un extractor de rodamientos interiores podría no ser el mismo que un extractor para rodamientos exteriores.

  • Extractor mecánico de 3 garras: El siguiente extractor permite trabajar con rodamientos completos o anillos interiores; también necesita de tener acceso total a la ubicación del mismo. Su abertura se puede controlar con tan sólo girar el disco dispuesto en la estrella superior. Se moverán las 2 estrellas sobre el cilindro para lograr una buena abertura sin tener tantas rotaciones.

La fuerza de extracción se irá transmitiendo a través de elementos rodantes, y así no se tendrán que usar una vez que haya terminado la extracción.

  • Extractor de interiores: Y finalmente tenemos este tipo de extractor mecánico que se utiliza para rodamientos rígidos a bolas y rodamientos a bolas de diferente contacto angular. Podemos encontrarlos en diferentes tamaños, pudiendo conseguir agujeros de rodamiento con un tamaño de unos 70 mm más o menos. Requiere que el agujero del anillo interior pueda ser accesible sin complicaciones.

Te recomendamos que estudies las diferentes características de los extractores que hemos comentado y así te será sencillo elegir el más adecuado para ti.