Llaves de golpe

Una llave de golpe es una herramienta que ha sido diseñada para apretar o para aflojar tuercas de bloqueo. Son una buena alternativa para hacer trabajos de desplaza-rodamientos sobre un asiento cónico, pudiéndose complementar también con un manguito adaptador. También se pueden utilizar para desmontar rodamientos de manguito de desmontaje.

Se caracterizan por tener una cara idónea para permitir que se transmita la máxima energía posible en el momento en el que se golpea la tuerca. Generan una presión de torque excesiva que nos permitirá mover o aflojar una tuerca que haya sido demasiado apretada.

Antes de elegir una llave golpe conviene tener en cuenta que existen 3 grandes tipos. Sin más preámbulos, vamos a analizarlos a continuación:

Llave golpe abierta antichispa. Pulgadas

Ver Producto

310M - Llave de estrella de tracción

Ver Producto

7444 - Llave de estrella de golpe. Pulgadas

Ver Producto

Tipos de llaves de golpe

Planas

Una llave de golpe plana tiene una estructura con una zona de golpe y una zona compuesta de estrías. Esto puede llevar a confusión, haciéndonos pensar que una llave de golpe plana es en realidad una llave de estría, combinada o de obstrucción; sin embargo, podemos diferenciarla sabiendo que este tipo de herramienta ha sido concebida para ser golpeada con bastante fuerza (normalmente para operaciones de fabricación o de mantenimiento en un ámbito profesional en el que se emplea maquinaria pesada.

También se suelen utilizar en ambientes corrosivos en dónde la estructura de las tuercas y tornillos queda afecta, de tal forma que no se podrían aflojar con las herramientas convencionales.

La parte del mango lleva un radio que hace que la zona de golpe esté elevada en un plano superior a la zona de la estría. No sólo consigue que el golpe sea más seguro, si no que el manejo de la herramienta será mucho más sencillo. Para evitar que las partículas de cromo puedan saltar mientras se golpea la herramienta, suelen tener un tipo de acabado especial (fostatizado black) que le conferirá una buena resistencia al uso y al paso del tiempo.

Dentro de las llaves de golpe planas tenemos otros dos tipos:

  • Llave golpe de 12 puntas: Una herramienta pensada para conseguir un buen ajuste entre la tuerca y la herramienta; además, tiene una estructura molecular pensada para aumentar su robustez.
  • Llave golpe de 6 puntas: Más adecuada para el tratamiento de tuerzas dañadas en la aristas, o bien para trabajos más complicados. La principal característica de este tipo de llave golpe es que tiene una mayor superficie de contacto en base a la tuerca.

Planas de pared delgada

Integran un revolucionario diseño que nos permite trabajar en lugares en dónde las condiciones de espacio son más reducidas. Al tener una mayor superficie de impacto conseguiremos un plus de seguridad mientras golpeamos, manteniendo la tensión del golpe.

Suelen estar diseñadas en una combinación de acero micro forjado y templado, ya que así aguantan mejor casi cualquier tipo de trabajo que queramos hacer con ellas.

El usuario podrá tomar como referencia la medida del espárrago para adaptar la herramienta a lo que necesite en cualquier caso.

Tan sólo hay llaves planas de pared delgadas de 6 puntas.

Acodadas

Por último, tenemos las llaves de golpe acodadas, que se han diseñado para que cuando se golpee la llave se produzca una determinada vibración que se trasladará a lo largo del cuerpo del tornillo, acabando con los residuos que se adhieren a la tuerca y que evitan que se pueda liberar.

Tienen una sólida estructura que permiten golpearlas con dureza y así conseguir que se afloje.

En este tipo de llaves tan sólo las encontraremos de 12 puntas.

Estas son las características y los principales tipos de llaves de golpe.